Lugares de inyección adecuados y principio de rotación

Lugares de inyección adecuados: la insulina no se absorbe a la misma velocidad en todos los lugares: el abdomen y los muslos son los lugares de inyección más comunes; mantenga una distancia de al menos 1 cm del ombligo en los adultos y de al menos 3 cm en los niños. Es importante tener en cuenta que en el abdomen la absorción de la insulina es rápida, mientras que en el muslo y las nalgas es más lenta.

Imagen de lugares de inyección adecuados
Injection sites - Full body

Parte superior de los brazos como lugar de inyección: las inyecciones en la parte superior de los brazos solo deben realizarse tras una formación adecuada impartida por el profesional sanitario. El motivo es que hay un mayor riesgo de inyectar en el músculo, ya que el tejido graso subcutáneo suele ser muy delgado y no permite acceder fácilmente a los lugares de inyección.

Principio de rotación: no olvide cambiar el lugar de inyección después de cada inyección. Inyecte solo en un lugar de inyección limpio; no inyecte en cicatrices, en zonas enrojecidas o inflamadas ni en zonas con alteraciones del tejido y callosidades. Entre los lugares de inyección debe haber una separación mínima de 1 cm: divida la zona de inyección en cuadrantes y cámbielos semanalmente en el sentido de las agujas del reloj.

Ejemplos del principio de rotación: